Real Madrid y Barcelona ya no son los equipos imparables que ganan por goleada la mayoría de sus partidos. Ahora, tienen que pelear mucho más por alcanzar sus tres puntos y poder sumarlos a su clasificación.

Y es que, cuando se enfrentan a los dos equipos sevillanos, tienen que sudar la camiseta y mucho para conseguir su objetivo.

El pasado 11 de noviembre el Betis se enfrentó en el Camp Nou al Barcelona. El conjunto verdiblanco eclipsó la vuelta de Messi, que volvió al terreno de juego después de su lesión, con un gran primer tiempo y que resistió en el tramo final a un conjunto azulgrana con diez. El Betis de Setién le dio al Barcelona un gran repaso que le proporcionó una victoria más que merecida.

 

A finales de septiembre el Sevilla goleó en su campo al Real Madrid. El equipo hispalense arrasó al conjunto madridista, que se vio tres tantos abajo en el marcador después de los goles de André Silva, por partida doble, y de Ben Yedder. En la segunda parte, el Real Madrid mejora su juego en cierta medida,  pero no consiguió recortar la diferencia de goles en el marcador.

 

 

Actualmente, y tras 13 jornadas, el Sevilla es el líder de La Liga, por delante de Barça y Real Madrid. Se impuso por 1-0 al Valladolid, y no perdieron la ocasión para hacerse de nuevo con un primer puesto que ya disfrutaron dos veces más en esta campaña: en la primera y en la octava jornada.